Por Techo Díaz.- Si yo fuera millonetti lo tendría clarísimo. Mañana mismo fichaba a Mikel Landa y montaba un equipo español de ciclistas profesionales de primer orden. Sin dudarlo ni un instante. Es más, si fuese director de marketing de una importante compañía multinacional con base en España se lo proponía sin dudarlo al Comité de Dirección.

Lo mejor que le ha pasado al ciclismo español en este Giro de Italia se llama Mikel Landa. Lo de Contador ha sido una exhibición a dos manos y un hombro, una proeza, una gesta, pero quién más quien menos sabíamos que acabaría ganando este Giro de Italia. Quizás con algo más de batalla por parte de Rigoberto Urán y Richie Porte, y algo menos por parte del Astana, pero el final en Milán era previsible. Otra cosa es que ahora empecemos también a soñar con la victoria en el Tour de Francia, un doblete que a principio de año parecía desmesurado.

Contador ha estado de 10, as usual, pero lo de Mikel Landa es formidable. El alavés va a ser segundo en una vuelta de tres semanas y sólo tiene 25 años. Prácticamente coetáneo de Aru, Kwiatkowski y Nairo Quintana, a los que tantos éxitos se les augura. Y por lo visto en el Mortirolo, nada lejos de su nivel.

Ganando en Madonna de Campiglio.
Ganando en Madonna de Campiglio. Foto de Kristof Ramon

Mikel Landa es exactamente lo que necesitaba el ciclismo español. Alguien que llene el tan anunciado hueco que un día dejarán Purito, Valverde y Contador. Suponiendo que esto pase alguna vez, claro, porque los ganadores de la Vuelta al País Vasco, casi todas las Árdenas y previsiblemente el Giro pueden firmar en 2015 su temporada más redonda.

Pero pongámonos en lo normal, en lo humano. Se han llenado blogs enteros con líneas sobre el drama que suponía la retirada de los tres grandes, la ausencia de relevos y el vacío generacional. Que si polacos, franceses, colombianos e italianos ya tenían una estrella lista para el relevo, y que en España estábamos a por uvas. No les faltaba razón. Consecuencia lógica de la falta de equipos profesionales de primer orden en un país donde siempre han existido cerca de cuatro formaciones disputando el Tour de Francia.

Siguiendo el rumbo de tantos españoles, nuestras estrellas han tenido que emigrar. Aquí sólo había sitio para un gran líder, acomodado desde hace tiempo en la estructura de Unzué y repitiendo éxitos años tras año, cuando no incrementándolos. Los otros dos grandes figuran en equipos rusos, y la emergente figura que protagoniza este post en uno kazajo. Tenemos un campeón olímpico en un equipo americano y corredores de gran valía en equipos suizos y hasta sudafricanos.

Y no pasa nada. Los seguimos queriendo y apoyando. Lo que ocurre es que a Mikel Landa se le va a quedar pequeño el Astana, un equipo de aúpa donde ya cuentan con dos líderes bien marcados: Fabio Aru y Vincenzo Nibali. Es hora de volver a casa.

En Astana
En Astana hay mucho capo suelto. Foto de Kristof Ramon.

El ciclismo ha cambiado en los últimos tiempos. No sólo porque se han reducido los casos de dopaje sino porque se ha contagiado de la fiebre (bendita fiebre!) del ciclismo urbano, y del auge de la bici como medio de transporte en ciudades de medio mundo. El ciclismo despierta pasión y entusiasmo y buena muestra de ello son las redes sociales, donde las principales carreras llegan con frecuencia a convertirse en trending topic y los blogs que como éste (gracias a todos!) no paran de crecer en visitas.

Hay interés por un deporte que siempre fue muy querido en España, y no es para menos. Y las grandes marcas tienen ahora muchas formas de rentabilizarlo. Más allá del branding que supone aparecer en televisión, los equipos realizan ahora acciones muy novedosas de gran calado popular, como los campus de entrenamiento de Sky o las Marchas Movistar. Maneras de llegar a los miles de aficionados a este deporte que pueden rentabilizar de sobra la inversión que supone poner en marcha un equipo profesional.

Ciertamente es el momento. Pocas veces confluirán en el tiempo el interés social por una actividad con la aparición de una nueva estrella que, no lo duden, tiene aún mucho que decir. Ojalá podemos verlo y no se vaya para Holanda. Un equipo para la nueva estrella del ciclismo español, ya en edad de ganar carreras, y para las nuevas que vendrán, como Fernando Barceló y tantos otros. Marcas, es vuestra oportunidad.

Personaliza ahora tu maillot

Compartir:

Otros artículos que te pueden interesar

Personaliza ahora tu maillot

¿Tienes un club al que quieras personalizar tu equipación? ¿Eres de los que tiene su propio estilo? Aquí podréis dar rienda suelta a vuestra imaginación. ¡Decirnos vuestra propuesta y sólo tendréis que ponéroslo!

Menú

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar