Por qué es tan importante la victoria de Marc Soler en la Paris-Niza

Paris Niza 2018

Por Techo Díaz.- No sale en la portada del Marca, pero ayer vivimos un día histórico para el ciclismo español. La victoria de Marc Soler en la Paris-Niza supone un hito más allá del triunfo en una prestigiosa carrera. ¿Alguien recuerda la última vez que un ciclista que no sea Valverde, Purito o Contador se impuso en una ronda por etapas?

Hace tres años y medio, Marc Soler ni siquiera se atrevía a saludar a Alejandro Valverde, 14 años mayor que él, figura reconocida del pelotón mundial, de quien hoy recibe tweets de enhorabuena en las redes sociales. Tenía entonces 21 años y ya apuntaba maneras, pero quizás ni él mismo se atrevía a soñar que poco tiempo después acabaría ganando una de las carreras más prestigiosas del ciclismo mundial.

Marc Soler Paris Niza 2018
FOTO: BETTINIPHOTO.NET / MOVISTAR TEAM

¿Siguen pensando la respuesta a la pregunta del primer párrafo? No les atormento más.

Hace exactamente 6 años, cuando Samuel Sánchez se impuso en la Vuelta al País Vasco. Un año antes Juanjo Cobo había ganado la Vuelta a España. Pero hace 9 que nadie ajeno al tridente (la CPV, podríamos llamarles) ganaba fuera de nuestras fronteras. Fue Luis León Sánchez en la misma París Niza que ha ganado Soler, en el año 2009.

Hay una excepción, como apuntan algunos lectores. Ion Izagirre ganó el Tour de Polonia en 2015, una carrera World Tour que, sin embargo, no tiene el caché de las anteriores, pero sí categoría World Tour, como lo tuvo también el Tour de Pekín que ganó Beñat Intxausti en 2013.

Con todo, son muchos años. Todo esto hablando de pruebas World Tour, claro. Excluyendo el Tour del Porvenir, que también ganó Soler, y otras pruebas, importantes todas pero fuera de la primera división. Muchos triunfos de etapa o clasificaciones de la montaña, pero no una ronda por etapas. Ya iba tocando.

Y otro dato tremendamente importante. Tiene 24 años. En la época de Fignon a esa edad se ganaban tours, pero hace mucho que los 80 pasaron a la historia. Hoy vivimos el boom de los treintañeros, y el mismo Valverde sigue ganando pruebas por etapas del World Tour. Los veteranos se resisten a marcharse, y además siguen ganando. No hay hueco para los jóvenes a pesar de su desparpajo. Por eso el triunfo de Soler, como el de Benoot en la Strade Bianche, valen su peso en oro.

Ya podemos hablar de otra generación diferente a la de Quintana, Aru, Landa o Dumoulin, que ni tan siquiera han llegado a suceder aún del todo a la anterior. Es inusual, a día de hoy, ver promesas que ganan carreras, pero ha sucedido, y no ha sido fruto fe la casualidad. De los 154 ciclistas que tomaron la salida en París, solo 78 llegaron a Niza, una cifra que da cuenta de la dureza de esta edición.

La ambición de los corredores, las cámaras de televisión y el sistema de puntos de la UCI hacen que hoy en día no se regale ninguna carrera. Lo de Soler fue, además, por solo 4 segundos. Una victoria luchadísima que esperamos que sea el comienzo de un gran palmarés. De momento, es una realidad y tal como está el patio, no parece poca cosa.

Paris Niza 2018
FOTO: BETTINIPHOTO.NET / MOVISTAR TEAM

 

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies