Por Techo Díaz.- Hace ya muchos años que al ciclismo de carretera le cuesta encontrar patrocinadores, especialmente en España. Y sin embargo para muchos resulta muy rentable. Es el caso de la multinacional alemana Hansgrohe, especializada en duchas y grifería.

La empresa, que co-patrocina al equipo de Peter Sagan, ha visto multiplicado por 3 su reconocimiento  de marca en Alemania y ha crecido un 30% gracias al patrocinio del ciclismo. Así lo afirma el director de marketing para la firma germana, Luis Montes de Oca, en una entrevista concedida al Diario Expansión, donde asegura que la difusión y repercusión internacional que obtienen gracias a las grandes pruebas por etapas (Giro, Tour y Vuelta) les aporta visibilidad en todas las áreas geográficas.

patrocinio ciclista

Sagan duchándose

«La asociación con el equipo nos ha permitido crecer un 30% más rápido en nuestros mercados clave. En Alemania nuestro conocimiento se ha triplicado en los últimos 12 meses, mientras que otros mercados muy importantes son Francia y España, donde hemos mejorado después de la crisis. Ahora estamos en crecimiento», afirma tras señalar que la marca ha renovado su patrocinio hasta 2020 y que pretende continuar la relación todo el tiempo que sea posible.

La empresa AG2R aseguró en 2017 que obtuvo un retorno de 100 millones de euros en publicidad tras invertir solamente 14. Esto es, hasta 7 veces más. Y es que los datos que se publican sobre el rendimiento de los patrocinios deportivos son escasos, aunque cuando ven la luz suelen ser muy satisfactorios. El equipo Euskaltel obtuvo en el lejano 2008, un retorno publicitario de 74,9 millones de euros. El presupuesto del equipo era de 6,5 millones y la aportación de Euskaltel era de 3.

ciclismo mirador ezaroTampoco parece ser una mala inversión para las diputaciones y ayuntamientos que acogen llegas o salidas de la Vuelta a España, especialmente aquellas más significativas. El alcalde de Arredondo, municipio en el que se encuentra Los Machucos, asegura que el turismo ha subido al menos un 60% desde que la ronda nacional descubriese al gran público la cima cántabra. También aclara que hace las estimaciones a ojo de buen cubero, pero mal no les ha debido ir cuando en dos años repiten final de etapa.

Lo cierto es que algunas localizaciones, como el Mirador de Ézaro o el Puig de Llorença, se han convertido en lugares de peregrinaje para el cicloturismo, cuando no en sedes de carreras para aficionados como el Angliru o Lagos de Covadonga.

Lo cierto es que el ciclismo sigue siendo el deporte más practicado por los españoles y las cifras de audiencia televisiva, aún estando muy lejos de le época de Indurain, no son nada desdeñables. 2,7 millones de personas vieron en España el agónico triunfo de Contador en el Angliru y hasta 20 etapas consiguieron superar la barrera de los dos millones de espectadores (solo en nuestro país) en los últimos años. Aunque no todos pueden fichar a Peter Sagan, las cifras que pueden hacer replantearse a más de uno la conveniencia o no de invertir en ciclismo.