Por Techo Díaz.- Dicen que el ciclismo es el deporte con más espectadores. En una etapa que pase por Alpe d’Huez se pueden congregar hasta un millón de espectadores, más de diez veces el aforo del Camp Nou. Y la Vuelta Ciclista a España, aún salvando las distancias con el Tour, no se queda corta en poder de convocatoria. Hasta 151 kilómetros recorremos de media para poder ver pasar al pelotón, según un estudio elaborado por la Universidad de Murcia en colaboración con la carrera.

Según los resultados, los aficionados españoles recorrieron el año pasado una mayor distancia para acudir a presenciar La Vuelta en directo en localidades donde finalizaba la etapa (M = 188,9 km), que los desplazamientos para ver la salida de la etapa (M = 133,6 km). La distancia media recorrida hacia las localidades de inicio o fin de las etapas de la vuelta en la muestra encuestada fue de 150,9 km de distancia.

ver la Vuelta

La mayoría (77%), eso sí, fueron en coche. Solo un 5,4% lo hizo en bicicleta, el 4,2% en trasporte público, y en caravana, a pesar de lo bucólico de la imagen y de la posibilidad de que pueda entrar a cagar Peter Sagan, se desplazaron el 2,6% . El número de acompañantes medio fue de 2,82 personas. Porcentualmente, casi una cuarta parte de los turistas acudió con una persona y alrededor de una quinta parte lo hizo con dos o tres acompañantes.

El gasto medio de cada turista fue, según el estudio,  de 37,46€ ya que el 70,2% no realizaba pernoctación en la localidad volviendo a su residencia habitual. Un 29,4% indicó que realizaría otras actividades en la localidad además de ver La Vuelta.

Y datos importantes para las localidades de paso. Nueve de cada diez turistas encuestados catalogaron los municipios de paso de La Vuelta como “zonas de interés turístico” mientras que el 92% se mostraron dispuestos a volver a la localidad visitada. El 94% recomendaría a sus amigos y familiares visitar los emplazamientos que conocieron  gracias a la carrera.

Satisfacción también entre los comerciantes. Al 94,6% de los encuestados les gustaría que La Vuelta volviera a su municipio en las próximas ediciones.

Comercios Vuelta ciclista

Este estudio sobre La Vuelta -concluye el informe- presenta mejores puntuaciones en los ítems de impacto social que los encontrados por Bull y Lovell (2007) midiendo el impacto en el Tour de Francia de 2007 o de Balduck, Maes y Buelens (2011) evaluando el impacto social de los residentes de la ciudad de Genk, que acogió una llegada en el Tour de Francia de 2007.

El informe se ha realizado a partir de 5.626 cuestionarios (4.585 a residentes y 1.041 a turistas) cumplimentados antes, durante y después  del evento. Las preguntas tenían por objetivo conocer el grado de satisfacción de los encuestados con la carrera en un amplio abanico de ámbitos: social, deportivo, medioambiental o económico, entre otros.

publico Vuelta España