Por Techo Díaz.- «El deporte es el pretexto perfecto para contar historias humanas, nuestro programa va de ganadores. Alguien en la línea de salida ya es un ganador, porque normalmente tiene la generosidad de ofrecerse en competición. La elegancia del deporte es algo que se refleja en la vida».

Así pensaba Michael Robinson, creador de Informe Robinson, el programa más elegante y sentido -a jucio de un servidor- de cuantos han pasado por la parrilla televisiva en los últimos tiempos. El deporte era el pretexto para narrar historias humanas, de superación y coraje. Y claro, el ciclismo era un territorio privilegiado para enmarcar estas proezas.

Hoy nos ha dejado un tipo que fue buen deportista, pero mejor aún como periodista. Michael Robinson ya no está con nosotros, pero su huella, su forma de ver el mundo y narrarlo, estará con nosotros para siempre. «Los héroes están cosidos en nuestro tejido social, pero no los vemos porque solo buscamos quién gana y quién pierde», dijo este cuentacuentos moderno que, fiel a sus estilo, regaló piezas inmborrables a grandes perdedores, como Luis Ocaña o Adriano Malori.

Si aún no los han visto, preparen las palomitas, la cerveza o lo que acostumbren a consumir cuando vean la tele. Y algún pañuelo que otro. Porque hasta los más duros ante un Informe Robinson se les escapa alguna lagrimilla.

Luis Ocaña, el Héroe Trágico

Si todos los programas de Informe Robinson son de por sí emotivos, este rompe todos los moldes. Para empezar, se llama «El héroe trágico». Para los que no conozcan la historia del francés de Priego, eso ya da una pista. Y no es que sea recomendable, es que es imprescindible.

El secreto de Gino Bartali

Siguiendo con Italia, una sobre el mejor ciclista de todos los tiempos. Y no fue el mejor por lo que ganó, sino por lo que hizo: salvar vidas inocentes durante la segunda guerra mundial. Si no conoces su historia, este es el momento.

Bizipoz

Otro que se ha ganado un Informe Robinson es el ciclista Markel Irizar. Para el que no conozca su historia, unas breves pinceladas. Superó un cáncer de testículos y acabó corriendo en el mismo equipo que Lance Armstrong, el mismo que le había dedicado una victoria de etapa en el Tour tras superar su lucha contra esa misma enfermedad. Otro Informe Robinson para enmarcar.

Adriano Malori. Km.0

Una fuerte caída acabó con la prometadora carrera del contrarrelojista italiano de Movistar. Cuando despertó del coma lo primero que escuchó fue que su cerebro se había desconectado de la parte derecha de su cuerpo y que sería muy difícil que volviera a montar en bici. Siete meses después del accidente Adriano Malori viaja a Canadá a disputar lo más parecido a su primera carrera.

Favorito Quintana

Nairo Quintana ya no será nunca el primer colombaino en ganar el Tour de Francia. Pero no hay razones todavía para renunciar el «sueño amarillo». Grabado ya hace tiempo, este documental bucea en los inicios de Nairo como ciclista y sus ambiciones tras su prometedor debut en el Tour.

Javier Gómez Noya, número 1