Cómo convertirse en monitor de spinning

Si te gusta el ciclismo, o simplemente el deporte, seguro que los has probado. Porque el spinning, además de ser un complemento perfecto para mantener la forma los meses de más frío, es una de esas cosas que engancha. 

La música a todo trapo, los gritos de ánimo de tu monitor o monitora favorita, la salvaje liberación de endorfinas… No es sólo el buen tipo que se te queda o el estado de forma que alcanzas, es todo el ritual que acompaña a la actividad estrella de los gimnasios.

Pero… ¿te has planteado alguna vez ser tú el monitor que imparte las clases? Si te gusta este deporte, no es tan descabellado. Pocas cosas hay más inteligentes que hacer de tu pasión tu trabajo y, si realmente disfrutas con ello, quizás lleve menos tiempo y dinero del que había imaginado.

Para salir de dudas, hemos hablado con dos de los formadores de profesores de spinning más reconocidos del país para conocer su experiencia y descubrir qué es necesario para transformarte en un monitor de esta disciplina.

monitor spinning

David Aguado, fundador y CEO de Cycling Up, asegura que con 44 horas de de formación presencial puedes llegar a tener todos los conocimientos y poder ser un buen instructor. «El Curso Básico consta de 26 horas presenciales. Con esta titulación ya estaríamos habilitados para impartir clases, pero nos faltaría realizar prácticas y coger experiencia.  Aconsejamos hacer aparte otra formación de Edición Musical con Mixmeister para poder adaptar la música a los entrenamientos que dura 8 horas. Y por último realizar un seminario de potencia para estar actualizado a los nuevos tiempos que serían 8 horas más. A partir de ahí como todo en la vida, rodar en el terreno y dar clases para seguir mejorando», explica.

Ernest Pastor, formador de Best Cycling, explica que la mayoría de las escuelas tienen un formato de dos fines de semana completos y un tercero donde se evalúa a los futuros instructores. Son 4 días muy intensos en los que se aprende a usar los programas de edición musical, técnicas de comunicación, principios de entrenamiento, como preparar una temporada e incluso técnicas para llegar mejor a los alumnos y trabajar su motivación.

Ambos coinciden en que no es necesario tener una titulación previa para acceder a estos cursos, aunque sí es recomendable que tengan una experiencia previa como usuarios o que vengan del sector deporte/gimnasios, de cara a asimilar mejor y más rápido los conceptos.

Nivel físico para apuntarse

Tampoco es necesario un nivel físico espectacular para convertirse en monitor de spinning, aunque, eso sí, hay que aguantar al menos esos 50 minutos de clase sin problemas. «Es una actividad que podemos personalizar a cada persona gracias al principio básico de individualización. El estado de forma podemos ir ganándolo poco a poco siempre que sigamos los consejos de un instructor. Para formarte, no es necesario haber tenido contacto con la bicicleta de dos ruedas, pero si deberíamos aguantar sin problema una clase en el gimnasio de 50 minutos. Hay que tener en cuenta que un instructor además de pedalear va hablando, motivando, corrigiendo, guiando la clase, usando sus manos… debe tener un mínimo de forma física para poder conducir sin problemas la actividad», explica Ernest Pastor.
ropa spinning

«Pero también te cuento que los mejores instructores que he visto son aquellos que ruedan con sus flacas por la carretera porque saben comunicar mucho mejor las sensaciones que se viven sobre la bicicleta», añade.

David Aguado incide en que a nivel técnico el ciclismo y ciclo indoor son totalmente diferentes. «En Ciclo Indoor nunca dejamos de pedalear durante el entrenamiento ya que lleva una rueda de inercia que está en constante movimiento y que vamos ofreciendo una determinada resistencia en función de la intensidad que queremos tener al igual que variamos la cadencia. Para ser profe de ciclo indoor con tener capacidad aeróbica buena y aguantar las clases es suficiente», afirma.

Monitores spinning

Respecto a la demanda, ambos formadores coinciden en que sigue siendo una de «las reinas del gimnasio». «Es una actividad muy demandada, incluso la que más dentro de las instalaciones, por lo que trabajo no faltará. Con la pandemia se ha reducido el aforo dentro de las salas, pero las clases siguen incluso muchos centros las han tenido que duplicar para que puedan entrar todos los usuarios. Con la Certificación Instructor en Ciclismo Indoor puedes impartir clases en cualquier centro deportivo», afirma Aguado.

«Es cierto que los momentos que vivimos y los cierres intermitentes de los gimnasios está siendo demoledores para el sector. La mayoría de los instructores están en Ertes y los que están trabajando están al 40-50 % de acaricidas con lo que está todo muy limitado. Pero en condiciones normales, es una actividad con mucha demanda y que continuamente salen ofertas», señala Pastor.

Trabajo físico y mental

Un instructor de ciclo indoor trabaja muchas cosas, desde la parte física a la parte mental. «Tenemos que ser capaces de que una clase de ciclo sea el mejor momento del día, esa persona ha salido corriendo del trabajo o ha dejado las cosas a medias en su casa para ir a tu clase y disfrutar de la música y de tus mensajes. Hay incluso quien pide salir 15 minutos antes del trabajo para llegar, o que cambian el turno de trabajo porque ese día has preparado una audiovisual. Hay que ir haciendo cosas nuevas, diferentes y cambiando mucho para conseguir esa motivación, por ello debemos estar trabajando continuamente y reciclándonos en todo las cosas nuevas que salen, bien sean técnicas nuevas de entrenamiento, de edición musical o vídeo e incluso cursos del coacht y NPL», afirma el formador de Best Cycling

«En un curso se trabajan diferentes aspectos, físicos por supuesto pero principalmente técnicos donde el instructor aprenderá a hacer sus propios entrenamientos y el porqué se hacen unos u otros, ya que podemos ofrecer entrenamientos más de resistencia, trabajos entre umbrales, entrenamos para aumentar el consumo máximo de oxígeno, asimilación al lactato… Eso a nivel físico, a nivel motivación enseñamos técnicas para llevar al grupo durante la sesión y que ésta sea lo más amena posible. Una parte muy importante que también enseñamos es la comunicación entre profesor y alumno de forma individual y en colectivo; comunicación verbal y no verbal mediante gestos».

ropa spinning Tío del Mazo

Los dos formadores coinciden también al afirmar que la mejor ropa para una clase de spinning es la ropa ciclista. «Aunque estemos en una clase de bici, es muy importante la ropa y la mejor que podemos llevar es la que usan los ciclistas. Siempre recomendamos uso de culotes porque al final, por comodidad y por higiene es lo mejor. Los Maillot también son importantes, prendas ajustadas para evitar rozaduras. Si vamos a una clase de ciclo indoor, o lo que es lo mismo, de ciclismo de interior, la mejor forma de ir vestido es con ropa ciclista», asegura Pastor.

«La buena elección de ropa para esta actividad es fundamental. En ciclismo Indoor sudamos mucho porque estamos metidos en una sala muchas personas juntas a con una temperatura y una humedad elevada. Recomendamos maillot muy transpirable y culotte con una badana buena para no hacernos daño y rozaduras en los cambios de posición en la bici, de pie y sentado ya que lo hacemos constantemente. ¡¡Invierte en una buena equipación!!», concluye Aguado.