Son cosas así lo que hacen tan grande este deporte. Pequeños detalles que antes muchas veces las cámaras no captaban, pero que ahora se transforman en un gesto viral ante la prodigiosa proliferación de smartphones.

Ocurrió en la etapa del sábado, en la monstruosa subida al Zoncolan y fue captado por el fotógrafo profesional Jered Gruber. Enseguida se hizo viral. El ciclista neozelandés George Benett, líder del Jumbo Visma en el Giro de Italia, ayudaba a su compañero Edoardo Affini a subir el Monte Zoncolan.

gesto viral

Fotografia de Jered Gruber

No era la primera vez que lo subía. Benett había sido séptimo en la meta y, en el descenso, se encontró con su compañero y amigo, el velocista que le había ayudado durante la etapa a lucha por una victoria que aún hoy se le resiste. Llegaba desfondado y, como cualquier mortal (pero especialmente los sprinters) estaba sufriendo en el coloso italiano. Benett se puso a su lado y le acompañó durante toda la subida. Su segundo ascenso al infierno.

En el ciclismo siempre ha habido gestos bonitos como éste, pero es que además Benett es repetidor. En la Vuelta de 2018, se hizo famoso en las redes por premiar a un niño que le animaba con un bidón del equipo. Un gesto que el niño no olvidó jamás y que lo convirtió en incondicional.

https://twitter.com/CiclismoInter/status/1041691826988744704