Por Techo Díaz.- La desescalada, en Italia, pasa por la bici. Como en tantos otros sitios, solo que allí el gobierno apuesta de verdad por fomentar su uso, más allá de carriles bici pintados en el suelo. Y eso se traduce en dinero contante y sonante para los que quieran pasarse a las dos ruedas: hasta 500 euros de subvención para quien se compre una bicicleta.

Así lo ha anunciado la ministra de Infraestructuras y Transporte, Paola de Micheli, en una videoconferencia con corresponsales extranjeros. Desde el 4 de mayo, quien haya comprado una bicicleta, un patinete eléctrico o un abono para alquilar estos medios, podrá ir a una página web para hacerse reembolsar entre el 60 y 70% del precio hasta un tope de 500 euros.

Con esta medida, diseñada para el ciclismo urbano, se pretende descongestionar el tráfico urbano de ciudades con más de 50.000 habitantes. El destinatario de las ayudas tendrá que demostrar que realmente vive, trabaja o estudia en una de estas ciudades.

Italia subvenciones

Foto: David Mudarra

No se trata de la primera iniciativa desarrollada en Italia para fomentar el uso de la bicicleta. Hace tiempo os contábamos el caso de Bari, la primera ciudad italiana que paga por ir en bici al trabajo, hasta 0,20 euros /km. En Pésaro han creado una red de carriles como la del metro, que marca una serie trayectos con sus paradas y numeraciones para acceder a los puntos neurálgicos de la ciudad. Y más divertida es la propuesta de Bolonia, donde no te pagan por ir en bici, pero sí puedes cambiar los trayectos por regalos, como helados o cerveza. 8 viajes, una birra.

El 67% de los italianos pre-pandemia se movían en coche, algo que ayuntamientos e instituciones italinas queren cambiar para siempre. Es el inicio de un cambio de tendencia y de prioridades que parece acelerarse con la pandemia para demostrar queotra forma de vivir y de moverse mejor es posible. “Si países como Holanda lo han conseguido, nosotros también podemos. Hace falta voluntad política y ciudadana, poner de acuerdo a las administraciones. La bici es, además, más democrática”, dice Gianluca Santilli, presidente del Observatorio Bikeconomy.

bici italia